Ejercicios, Nutricion, Perder peso, Salud, vida saludable

Abuelos: ¡Nunca es tarde para ejercitarse!

Mente sana, cuerpo sano Nunca es tarde para comenzar a ejercitarse; lo ideal es hacerlo a una edad temprana, pues así logras conservar una buena salud. Y aunque muchas personas con ya algunos años sienten que ya no son aptos para realizar alguna actividad, esta no es excusa para quedarse sentado viendo pasar el tiempo y con él, las enfermedades. Por eso es recomendable que la gente de la tercera edad tome como hábito la actividad física.

Ejercicio igual a salud En todos los años que llevo como entrenador, me he percatado que realizar alguna actividad a cualquier edad ofrece muchos beneficios, pues con el paso del tiempo vienen ciertos efectos en el cuerpo y la mente. Pero con la ayuda del ejercicio estos pueden retardarse, eso sí, para que haya un resultado efectivo se debe complementar con una buena alimentación.

Hacer ejercicio contribuye a conservar una buena masa muscular, pero con los años nuestro cuerpo se va debilitando. La gente tiene el mal hábito de descuidar su imagen, y más cuando se llega a la tercera edad, pues creen que ya no poseen la fuerza necesaria para ejercitarse, lo cual es una mentira.

Existen abuelos que aún realizan alguna actividad física, lo cual les ha dado resistencia en sus músculos, además su porcentaje de grasa se ha mantenido normal y han logrado crear más masa corporal, la cual suele disminuir con el tiempo.

Por otro lado, la capacidad aeróbica, que es la habilidad del cuerpo de procesar oxigeno y "bombear" correctamente la sangre a través del corazón y los pulmones, ayuda a balancear el azúcar en la sangre, cuando esto no sucede puede traer como consecuencia la diabetes.

El nivel de colesterol tiende a subir con la edad, y es ahí donde el ejercicio combinado con una dieta baja en colesterol y grasas saturadas ayuda a controlarlo.

La edad no es pretexto Estudios han demostrado que la presión arterial puede mantenerse en un nivel normal, cuando se tiene una rutina regular de ejercicios. Además, la actividad física y una dieta rica en calcio contribuye también a que la densidad de los huesos no disminuya.

La madurez y el paso inexorable de los años no tiene por que ser un sinónimo de enfermedad, falta de ánimo o de lo que algunas personas de la tercera edad aseguran, pues comentan que ya no están en edad para eso. Al contrario, no hay mejor actividad para sentirse útil y vivo que el ejercicio; pues este mejora considerablemente la salud mental y física.

Seguramente has escuchado decir que algunas de las enfermedades o dolencias son producto de nuestra mente, pero sé que conoces la frase que dice: "mente sana, cuerpo sano". Y es aquí donde yo les insisto para que cuiden esa maravillosa máquina, que es el cuerpo humano.

Recuerden que el mantenerse activo ayuda a prevenir y controlar enfermedades como la diabetes, el cáncer, asma, enfisema pulmonar, osteoporosis, artritis, reumatoide, dolores de espalda y obesidad entre otros.

No olviden que si el cuerpo está resistente y nuestra alimentación es la adecuada, podremos llevar una mejor vida y eso se verá reflejado en nuestro físico.

Por eso, yo los invito a que a partir de ahora comencemos a ejercitarnos y que el día para cambiar nuestra rutina sea HOY, no hay necesidad de esperar a que lleguen los problemas de salud para luchar contra ellos, es mejor estar preparados y de esta forma evitarlos.