Ejercicios, Nutricion

Abdominales en un 2 x 3

Dieta sana, estómago fuerte Un abdomen plano y marcado no es solamente para lucir en verano. Es vital ejercitar esta parte del cuerpo para evitar dolores de espalda y tener una buena postura. ¿Cómo lograrlo? Contrario a lo que quizás hayas pensando, no es haciendo 500 abdominales diarias. Lejos de eso, el secreto es una dieta balanceada. Te aseguro que el 90 por ciento del trabajo se hace con dieta y sólo el 10 con ejercicios. Ayúdate con MiDieta.

Metabolismo rápido ¿Cuál es esa dieta balanceada? A mayores rasgos, una que incluye proteínas como pollo y carne baja en grasa en cada una de las 5 o 6 pequeñas comidas que tienes que hacer durante el día, no comer carbohidratos como pan, pastas y arroz en la cena y cuidar el consumo de sal en los condimentos. También debes tomar de tres a cuatro litros de agua al día.

Les explico los porqués. Una dieta en la cual comes porciones pequeñas 5, 6 veces al día acelera el metabolismo haciendo que la grasa atrapada entre la piel y el músculo abdominal desaparezca. Imagínate que tu cuerpo es una fogata. Si no le echas leña al fuego, se apaga. Pero si alimentas ese fuego con madera cada tres, cuatro horas, el fuego se mantiene encendido, quemando todo.

Ojo con los carbohidratos que si se consumen en la noche se convierten en azúcar en la sangre y si no los quemas en ese mismo momento, los almacenas en el cuerpo como grasa. Tomar agua (y reducir el consumo de sal que nos hace retener el líquido) nos hace expulsar también las toxinas y grasas acumuladas.

Te doy un consejo práctico, algo que puedes hacer sin mucho esfuerzo ya: cambia la sazón que utilizas para cocinar el pollo o la carne a uno que no tenga sal (busca las palabras sal o sodio en el listado de ingredientes y si las encuentras, busca otro). Puedes llegar a eliminar de 2 a 4 libras de agua que estás reteniendo en tu abdomen ahora mismo. Tu cuerpo te lo agradecerá.